Abogados deudores: especialistas en la Ley de Segunda Oportunidad

Abogados deudores: especialistas en la Ley de Segunda Oportunidad

Según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), EL 90 % de los concursos que se dan en España terminan en liquidación. Una situación que conduce a personas físicas y jurídicas a situaciones límite o a perderlo todo.

En este sentido, la Ley de Segunda Oportunidad se convierte en un mecanismo indispensable para evitar situaciones de sobrendeudamiento. Los abogados deudores ayudan a determinar y negociar la reestructuración de la deuda y el plan de pagos.

Así, la contratación de un abogado se perfila como la solución más efectiva para que una persona pueda salir de una situación económica angustiosa. En el momento en que se observa que las deudas comienzan a acumularse y no se disponen de los suficientes conocimientos, es el momento de consultar a un profesional: un abogado deudor.

¿Cómo optar por un abogado para deudas?

Si bien todos los abogados tienen una visión genérica de las leyes, es preciso buscar abogados para deudas con una trayectoria avalada y una experiencia consolidada. Estos profesionales tienen una preparación específica, mayores contactos en las empresas y conocen a la perfección cada detalle de la norma.

En este caso, el deudor que contrata a un abogado para deudas ha de reunir tres características: ser directo, sincero y transparente con el profesional. Esto es, debe aportar toda la documentación financiera necesaria con total honestidad.

Consejos para elegir abogado en caso de deudas

Recordemos que contar con un abogado deudor puede ser una tabla de salvación para salvar la situación financiera de un acreedor. En el mejor de los casos, puede auxiliar para que no se pierda el patrimonio de la persona endeudada.

Si no lo logra, ayudará a la persona en todo lo necesario para que su situación económica no empeore debido a las deudas adquiridas con los bancos.

Antes de contratar a un abogado deudor, la persona ha de revisar su experiencia y percatarse de que actúa con honestidad y franqueza.

De esta manera, los abogados deudores atesoran una trayectoria consolidada. Se puede acudir a aquellos recomendados por personas que han atravesado anteriormente por situaciones similares y han logrado salvar su patrimonio.

La segunda recomendación es que, en todo momento, la persona que contrata a un abogado deudor debe ser totalmente honesta sobre su situación financiera. La documentación que se le aporta es totalmente confidencial y es de su interés, por lo que es preciso ser totalmente transparente y franco.

De este modo, los abogados deudores disponen de las herramientas jurídicas necesarias para realizar mejores negociaciones.

Por lo tanto, si aún con los mayores esfuerzos no se logra pagar ni una sola deuda, hay que consultar a un abogado deudor. Con toda la documentación que es preciso, verá las alternativas posibles para reunificar las deudas o acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. Lo que sí es esencial es dejar de emplear tarjetas de crédito y no volverá solicitar un préstamo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *